Mi experiencia con la copa

0
267

Hablemos de la copa.

Desde siempre el tema menstruación, nos remonta a el dolor, la
incomodidad, además si eres de flujos abundantes como yo, el uso de doble toallas sanitarias (para no dejar todo a mi paso como la escena de un crimen), teniendo como consecuencia irritaciones en la piel, pudiese sentarme a hablar de marcas, pero es que han sido muchas y todas ocasionaban el mismo efecto, unas en mayor grado que otra; es por ello que me tocó elegir la menos traumática.

Fuera del tema de la irritación en la piel y sus molestas consecuencias, está el tema cantidad de flujo. Pues desde hace unos cuantos años para acá y como consecuencia de un ovario con quiste endometrial, mis menstruaciones son en extremo abundantes en el día uno y dos. Mi pesadilla mensual es cuando viene la consabida regla y es que muy
aparte de los malestares “normales” que esto acarrea al cuerpo, sumarle el tema toallas, o tampones es de locos.

LA COPITA SOCIAL

Las redes sociales no solo funcionan para divertirse con los memes, pues allí pueden compartir información importante en el tema del día a día de la mujer. En este caso Arianna Arteaga (@arianuchis – periodista venezolana, viajera) realizó una serie de stories de instragram donde comparte su experiencia con la “Copa” esto llamó mi atención y comencé a investigar al respecto, que tan cierto era todo.

LA COPA EN LA HISTORIA
En realidad no es una idea nueva: las copas menstruales se empezaron a producir a nivel industrial en los años 30, con grandes altibajos de sus patentes de uso a los largo de las décadas y en 1963 dejo de comercializarse por no ser rentable; todo esto por la falta de látex lo que resultaba ser un producto rígido, pesado y grande.

Pero en años recientes se han vuelto más populares, gracias a nuevos materiales como la silicona médica que es un material biosaludable que las hizo más cómodas e hipoalergénicas, evitando irritaciones, alergias además de no ser cancerígeno, y genera una mayor conciencia ambiental.

Muchas se animan a probarla por el boca a boca, como me pasó a mí y
ahora la recomiendo a todas mis amigas.

VENTAJAS DE INICIARSE EN LA COPITA

  • ECONOMÍA: Si nos sentamos a sumar y restar, podemos notar una gran ventaja en nuestro bolsillo, en Chile el costo oscila desde los dos mil pesos, hasta 15.000 pesos, todo depende de la marca, y es un solo gasto que con el cuidado indicado no gastarás más,
    pues su tiempo de vida es de 10 a 15 años.
  • AUTONOMÍA: A diferencia de los tampones y toallas, no debes cambiarlo cada pocas horas, pues con la copa solo necesitas retirarla, vaciarla, enjuagarla aproximadamente cada 12 horas, aunque las recomendaciones varían según los fabricantes.
  • NO RESECA: No absorben la humedad vaginal, no hay riesgo de desarrollar síndrome de choque tóxico, asociado a los tampones.
  • ECOLÓGICO: Como es re utilizable, no generas basura, ahorras en residuos.
  • NATURAL: Brinda una sensación natural al usar la copa, es casi imperceptible, es que hubo un momento donde hasta olvidé que la tenía.
  • NO MAS INFECCIONES: Ayuda a prevenir los problemas causados por el uso de las toallas, la candidiasis es una y en su gran parte se origina por el ambiente cálido y húmedo que crean las toallas, también está la cistitis, pues transporta la bacteria E.
    coli a la uretra o a la vagina.

DESVENTAJAS DE INICIARSE EN LA COPITA

  • INCOMODIDAD: puede tomar algo de tiempo acostumbrarse a ponerla y sacarla, puede ser difícil insertar y retirarla.
  • CONTACTO CON SANGRE: si eres escrupulosa y aprehensiva con la sangre quizás debas pensarlo más en usar la copa, porque ves la sangre al vaciar la copa y si da impresión, pero te acostumbras, total es algo natural y muy personal.
  • ENGORROSA: hay algo que incomoda, molesta y a veces duele un poquito si no lo sabes hacer bien, y es el retirar, al principio es solo falta de práctica al momento de manipularla.
  • DIFÍCIL SI ESTAS FUERA DE CASA: para muchas el vaciar la copa, lavarla en un baño público es un tema, yo me dejo llevar por aquellas chicas que han compartido a través de sus redes que llevan una botella de agua tibia con ellas para poder enjugar la copa y colocarla.

LA COPA COMO POTENCIAL DESARROLLO
Hay países donde las mujeres en general, dejan de asistir a sus actividades cotidianas, por no tener el dinero suficiente para adquirir toallas sanitarias.

RECOMENDADA POR GINECÓLOGOS
Con todo lo leído e investigado, mis dudas se disiparon cuando consulte con mi ginecóloga la doctora Laura Moncada, ella comenta que

“lo importante de la copa es saber colocarla bien, para evitar incómodos derrames y la higiene de la misma para evitar infecciones”.

Igual recomienda el uso de los instructivos que trae cada marca de copa.

¿CÓMO SE USA?
La copa se inserta doblada en la vagina, se coloca con un poco de lubricante para introducirla y, una vez dentro debes asegurarte que recupere su forma natural, adaptándose a tu anatomía.

Cada vez que extraigas la copa debes vaciarla y enjuagarla con agua, y cuando finalice la menstruación, debes esterilizarla con agua hirviendo o usando el método Milton (el que se utiliza para los biberones).

No uses envases herméticos o de cristal para guardarla, usa una bolsa de algodón, en un lugar donde las temperaturas no sean extremas, ni donde esté expuesta al sol.

Comments

comments

Soy periodista Venezolana, Paraguanera para ser más exactos, hija, hermana, amiga. Amo mi oficio de investigación, la fotografía y la constante formación es mi hobby; editar, producir programas de radio (documentándome para iniciar con el canal YouTube pronto), perseguir noticias es lo mío así como el contar mis propias historias. Esas que ayudan, apoyan y terminan siendo parte de algo maravilloso. Amo el café al levantarme y me defino como una mujer que ama, siente, padece y decide, he aprendido que no todo es un cuento de hadas (como quisiera), que es válido vivir sin tanto cuento; por lo que decidí a contar historias reales.